lunes, octubre 13, 2008

Cobras



Ayudante de los monstruos.

Conectar al cuerpo con la concavidad del vacío (si es que es cóncavo)

Rayos de naturaleza que zurcan la fibra, bien fuerte.

Brújula fría a la intemperie, que magnetiza los puntos que sugieren a tus ojos.

Increíble. (lo creas o no)

Prisa primordial por saber quién vive en tu adentro, quien remodela y articula tus palabras o tus no palabras (silencios).

Cuidado con la fiebre.

No te rías si te digo que vas a explotar. Explotar en burbujas de ideas, en zurcos violetas, en cambios tornasolados.

No manejo a las cobras, manejo el sonido que ellas escuchan.

1 comentarios:

sirincuntempiele jijijijijiji dijo...

me atrapa lo q escribes, inspiracion...