martes, octubre 14, 2008

Charla Conmigo Misma


-Tenes que pensar. O no pensar tanto-.

-Es que estoy atrapada-.

-Y eso que tiene?, no sos la primer persona que esta atrapada-.

-Si, ya lo sé. Pero soy de esos desdichados que adoran lo que los atrapa-.

-Y, entonces, en lo que tenes que pensar y no olvidarte de que nunca lo que te atrapa es del todo saludable-.

-Y quien dijo que yo vaya atras de lo saludable?-.

-Ah no se...yo solo te digo...quizás puedas agarrarte de eso para no adorar mas lo que te atrapa-.

-Pero es que yo no quiero dejar de adorar lo que me atrapa-.

-Ah, entonces, acabas de confirmarme lo inútil que sos-.

-Gracias-.

-Pero es que si!, ¿como vas a desear estar atrapada? y en el caso este de que adores lo que te atrapa, ¿cómo vas a desear no dejar de adorarlo? tenés que desencadenarte.

-¿Y cómo me desencadeno?-.

-Eso es algo que ni vos (que hablás con vos misma) podés resolver, simplemente te desencadenarás en algun momento o quizas...-

-...Nunca lo haga-.

-Y....si, es verdad....es una posibilidad pero lo importante es que no depende del clima o de los años...depende de vos-.

-Entonces estoy atrapada, encadenada y...condenada?-.

-Uno hace (aunque no siempre es voluntario) su propia condena...o si es que tiene una condena-.

-Pero estoy harta de ser la responsable de todas las cosas-.

-¿De que cosas?-.

-Y de tener que regular lo que siento, de tener que desatraparme, de tener que desencadenarme, de ser (o de tener que ser) la responsable de la intensidad de mi deseo, de la intensidad de mi pena, de la intensidad de mi alegría y ademas, de tener que disfrutar..estoy harta de sentir que mi disfrute dependa de cuánto ignore estar atrapada...-

-Pero es la vida, chiquita-.

-Si...y a veces no la soporto-.

-Creeme que no sos la unica-.

-¿Y quién se cree único?-

-Y... no te olvides que yo también soy vos y que siento lo que vos sentís-.

-¿Vos sentis que yo me siento única?-.

-Es que si no te sentirías única, serías ceniza-.

-¿Cómo es eso?-.

-Claro! todo ser es único-.

-Odio cuando decís frases hechas...realmente-.

-No es una frase hecha...o si, pero no deja de ser cierta...lo que sucede es que el ser humano rebaja a tarjetas de cumpleaños muchas frases profundas...y cada cumpleaños que pasa y cada tarjeta que pasa, al ver las frases escritas al lado de un payaso espantoso, nos parecen cada vez mas superficiales-.

-También odio cuando te vas por las ramas-.

-Bueno...che che, no odies tanto por que acordate que cuando me odias, te odias a vos misma también....ademas odiar no está bueno por que-.

-Shh, basta....vas a empezar de nuevo-.

-Prefiero empezar toda la vida-.

-Si pero no está bueno empezar a hablar de una cosa y a medida que pasan las palabras y resuenan en el silencio, ir abriendo otros temas y no cerrar el inicial-.

-Bueno...entonces hablemos de lo que vos queres hablar-.

-Yo quiero hablar de que me siento sola en un sentimiento-.

-Pero no estás tan sola, me tenés a mi-.

-Pero no te olvides, que vos, tambien sos yo-.

-Bueno, por lo menos eso es asi...pensá que no podrías tener otra vos-.

-Es que no tengo otra yo, solo vos sos yo también, pero no aparte, no catalogada como "otra", vos sos parte de lo que soy, sos una imaginación, un recurso, alguien inventado para sentir que alguien me escucha sin sentirse inneceseario o impotente o inútil o limitado....aunque a veces tengo la sensación de ser tan jodida, que hasta podría hacerte sentir asi a vos...-.

-Todo es posible-.

-Y dale con las frases hechas... podemos enfocarnos en lo que me tiene asi?-.

-Querrás decir "en lo que NOS tiene así"-.

-Bueno, como vos prefieras...pensá que es dificil mantener una conversación con una misma sin decuidar que el otro (que es una también) se sienta conforme y no maltratada-.

-Me estás mareando-.

-También tengo esa habilidad-.

-¿Cómo la habilidad de no querer salir de lo que te angustia?-.

-No es tan asi...o...si, es así. No quiero salir de lo que me angustia por que es increiblemente nutritivo-.

-¿Nutritivo?...¿por qué en ves de escribir una charla con vos misma, no vas directamente y te clavas quince mil cuchillos debajo de las uñas? vos me estás jodiendo-.

-No, te juro que no-.

-Ah bueno! entonces ahora me vas a decir que quedarte en el sufrimiento te nutre?-.

-No, no...-.

-¿Y entonces?-.

-Da la casualidad de que lo que me causa esta sensación de soledad y vacío por momentos, es también, una de las cosas mas hermosas que a mi me pasaron-.

-Ay...por un momento sonó como si hubiera habido un coro de ángeles y una escenografía de mariposas, nubes de azúcar y corazones rosas de cartón corrugado atrás tuyo-.

-Basta, estúpida, te estoy hablando en serio-.

-Pero es que me hacés reír...por qué en ves de buscarte una escusa para estar mal, no disfrutas de una de las cosas mas lindas que te pasaron, como vos decís?-.

-Pero es que no es buscar una escusa...el sentirme sola en un sentimiento e insoportablemente rompe pelotas no es algo que controle o que pueda frenar...y el sentirme al mismo tiempo tan bien, tampoco puedo controlarlo-.

-Mira...yo sabía que estabas loca, pero no creí que tanto, sinceramente... hay que reconocer que hubiera sido mas facil ser la voz de otra conciencia...-.

-¿Qué? ¿no te la bancas?...-.

-Es que no me queda otra que convivir con vos-.

-Fantastico! hasta la voz de mi conciencia está harta de ser la voz de mi conciencia!-.

-Bueno...pero tenes que reconocer que no sos fácil-.

-Mira..si yo me creyera un ser fácil, no estaría ni hipotetizando tener una charla conmigo misma...y menos, escribirla-.

-Pero si vos escribís todo-.

-Si... por que me da la sensación de que escribiendo, las cosas son mas claras...sin ir mas lejos, el estar escribiendo nuestra charla, me ubica-.

-¿Dónde?-.

-No se muy bien dónde...y lamentablemente no puedo decir que no importa donde, como es el caso de otras veces...-.

-Y ¿dónde se supone que tendría que ubicarte el escribir esta charla?-.

-En...¿la solución?-.

-Mirá...si las soluciones nacieran de escribir...creeme que el papel sería un motín de guerra!-.

-No sos graciosa-.

-Es verdad, nunca te caracterizaste por serlo-.

-No juegues con la bifurcación momentánea de mi identidad, por favor-.

-No juego. Vos sos yo también, pero sos una... y la pregunta que te hago (y que, dicho lo anterior, vos también te haces) es si no podes dejar que las cosas simplemente se den o no se den-.

-Es que yo me creía capáz realmente, te lo juro...hasta el momento en que me dí cuenta que uno es con las circunstancias...-.

-¿Cómo es eso?-.

-Si entendiste! ¿cómo una parte de mi va a decirle a otra parte de mi algo que la segunda parte no entiende? es hasta filosóficamente imposible-.

-Mira...es más fácil que me contestes la pregunta, a que yo desde mi lugar de conciencia tuya te empiece a explicar justamente a vos esa pregunta-.

- Quiero decir que uno es con las circunstancias...uno es uno hoy, con todo lo que tiene y con todo lo que le falta; con todo lo que desea hoy, con todo lo que padece hoy, con todo lo que siente hoy... pero quizas en otro momento, las cosas cambien, los vientos viren el rumbo, y uno sea distinto...-

-Bueno, ahora en vez de unicornios, nubes de azucar y caramelos...suenan violines melancolicos cuando hablas-.

-Pero no es mi intención ser melancólica por demás...lo que pasa es que lo que me tiene así es triste-.

-A ver si entendí: estas enjaulada en algo, en un... sentimiento?-.

-Si-.

-...Bueno...en un sentimiento del cual no solamente no podés salir, si no que tampoco querés...-

-Ponele-.

-Y...algo que me intriga...¿por qué te genera una sensación de jaula un sentimiento que supuestamente no queres perder?-.

-Por que al no ser igual, me obliga a reprimir-.

-¿Igual?-.

-Por que al no ser...no se como decirlo...recíproco?, me obliga a atajar pétalos que se caen, de ese sentimiento-.

-Pero la imágen de un pétalo cayendo, es considerado una imágen triste, de muerte-.

-Pareciera que sos la voz de otra conciencia...por que entonces, no me conoces-.

-No me desafíes-.

-No te desafío...las imágenes, simplemente son imágenes...uno es el que le pinta la connotación...para mí un pétalo cayendo, habla del idilio de la tierra por el pétalo, y del idiolio del pétalo por la tierra, de la necesidad de naturaleza que tienen ambos...-.

-Sos re complicada-.

-Entonces, vos también-.

-Bueno...y todo este cuentito del pétalo venia a que...?-

-A que tengo que atajar pétalos de un sentimiento, que se filtra como el agua, entre grietas...ya sean grietas de mis labios, de mis ojos o de alguna otra parte de mi-.

-¿Y para qué atajarlos y no dejar que simplemente caigan y toquen la tierra?-.

-¿Sabés que me dijeron lo mismo?-.

-Si, yo también estuve ahi-.

-Pero es que no puedo-.

-¿Pero por qué, tonta?-.

-Por que vos serás una conciencia...pero yo soy una persona que tiembla, que teme, que tiene orgullo y que, particularmente ahora, vive algo por primera vez-.

-Mira, si es cuestión de cargos acá...yo no solamente soy la voz de una conciencia, si no que soy la voz de TU conciencia y por otro lado, soy la que maneja todo lo que decís y haces...que por momentos me gane el maldito inconsciente (que ya voy a tener una charla seria con él)...soy la que te hace recapacitar en si tenes que temblar, en si tenes que temer, en que cosas tenes que ser orgullosa y etc...-.

-Entonces esta conversación desde el inicio no tiene sentido-.

-Mira, yo no la elegí seguro...vos me llamas y aparezco-.

-¿No era que vos controlabas todo lo que soy?-.

-Volvamos al tema inicial...tu disperción me enloquece-.

-Bueno-.

-Yo estaba recapitulando en todo lo que pude entender de lo que te pasa-.

-Si-.

-¿Por qué no probas irte?-.

-Por que sería alevosamente un error-.

-¿Y cuál es el problema de quedarte así?-

-Que soy un setenta por ciento yo, y un treinta por ciento la yo de hace un tiempo-.

-Pero vos estabas conforme con esa vos de hace un tiempo-.

-Vos lo dijiste: "estaba"-.

-¿Qué puede haber pasado en tan poco tiempo? ¿cuánto podés haber cambiado en este tiempo?-.

-Es un problema que mi concienca no sepa eso-.

-Es que a veces sos tan complicada, Betania-.

-Si ya lo se, no me lo recuerdes una vez mas-.

-Si te lo recuerdo yo, también te lo recordas vos-.

-Dejá de pasar la pelota-.

-Si tradujeramos esta conversación a vos con una pelota, lo que se vería sería a vos picándola-.

-No entiendo-.

-Claro...cada cosa que vos crees que me decis a mi, te la estás diciendo a vos...justamente como picár en línea recta una pelota...siempre vuelve-.

- ¿Querés que aplauda tu conclusión?-.

-No seas cínica-.

-En serio te digo... ¿querés que la imprimamos con una letra linda y la encuadernemos e invirtamos lo que nos queda de vida en hacer que sea un best seller?-.

-Mira que podes ser desagradable eh!...solo intento hacer mi trabajo-.

-No está dando mucho resultado-.

-Y convengamos que si estas a la defensiva de tu propia conciencia todo el tiempo, la verdad que me la dificultas bastante-.

-Perdón-.

-Perdonada. Tampoco tengo muchas opciones-.

-Lo que pasa es que me siento un poco nublada-.

-¿Y qué te nubla?-.

-Todo esto-.

-¿Y no te tranquiliza el pensar que por lo menos, te nubla?...como hacías a veces, que en medio de la angustia por la neblina, te contentabas con recordar que por lo menos sentís y corre sangre por tus venas-.

-Es que es distinto. Quiero dejar de contentarme o de diluir mis malos momentos, con migajas-.

-Tener alma es una migaja?-.

-No. Pero es migaja darse cuenta que uno la tiene solamente cuando está sufriendo-.

-A veces me caes bien, cuando decís ese tipo de cosas y te escucho tan convencida-.

-Bueno, gracias-.

-En serio te digo... sabes vos como me doy cuenta de cuan convencida estas de lo que estas diciendo?-.

-¿Cómo?-.

-Cuando disparás como una flecha recta, lo que pensas...es cuestión de un instante, de cortar recta y profundamente al silencio-.

-Mira vos...yo siento que aveces, simplemente lo acaricio-.

-Si susurraras todo, lo acariciarias...pero no susurras todo-.

-Me quedaría charlando de estas cosas...pero realmente te cité para que me ayudes a resolver esto-.

-Si a mi me citaste para eso, te confudiste de cita-.

-¿Por qué?-.

-Por que no es a tu conciencia a quién tenias que citar-.

-¿Y entonces, a quién?-.

-Ah, no se...yo solo te digo, que como conciencia tuya no voy a poder hacer mucho. Es como jugar un partido de ajedréz con uno mismo-.

-¿Vos me estas jodiendo?...¿y a quién llamo si no?-.

-Quizás no tengas que llamar a nadie-.

-Pero...-.

-Quizás no haya peros tampoco... quizás tengas que simplemente largarte a vivir las cosas asi como son-.

-Pero ¿y el sufrimiento?....¿y la posibilidad de nunca dejar de sentirme sola en este sentimiento?...¿y todos los riegos?-.

-Tendrás que correrlos-.

-¿Quién me obliga?-.

-Vos-.

-¿Qué?-.

-Si. Una vez que los sentimientos están en uno, son ellos con su libre albedrío los que deciden cuánto, cómo, dónde y hasta cuando-.

-Entonces yo no me obligo...yo estoy padeciendo, como una enfermedad, que el virus de este sentimiento haya invadido mi organismo-.

-Hay enfermedades mucho mas serias que no tienen cura, sentite afortunada...además, si por algún tipo de arrebato idiota, decidieras abrir esa jaula y escaparte...momentos posteriores te sentirias vacía adentro, tonta, inútil, cobarde y cargarías con la culpa de haber dejado vacía a la jaula-.

-Pero ¿no sos justamente vos la que siempre me dice que tengo que pensar en mí antes que todo?-.

-Si, pero escaparte de esto no sería pensar en vos-.

-Que capacidad persuasiva que tenés-.

-Y...soy una conciencia....soy como el cuento del escorpión y del sapo...no puedo negar a mi naturaleza-.

-También sos invasiva-.

-No me queda otra...pero mirale el lado bueno...si no estuviera en todos tus lados todo el tiempo, tendrías que contarme desde el principio la historia de tu sentimiento solitario y esta charla sería eterna...pero como ya conozco y se lo que sucede...simplemente puedo darte mi opinión limpia o por lo menos ayudarte a pasar el rato sin permitir que este pensamiento se te filtre todo el tiempo-.

-¿Y se supone que tengo que estar agredecida?-.

-No lo sé. No te olvides, una vez más, de la pelota picando en línea recta-.

-Quedó como metáfora-.

-Si, como nuestra metáfora-.

-A veces me cuesta que existas-.

-Creeme que ser tu conciencia no es fácil tampoco-.

-Quizás antes de pensar como resolver el nudo de mi sentimiento solitario, deba considerar la opción de aliarnos-.

-¿Vos y yo?-.

-Si-.

-Pero somos aliadas desde siempre, desde que naciste y nací en vos-.

-Pero no siempre sos buena conmigo, no siempre te portás bien-.

-Es que si fuera buena siempre y abalara todo lo que tu conveniencia te dicta, si no te hiciera sentir cargos de mi misma...no serias querida por varias personas-.

- Así que hasta cuando más te odié, jugabas en mi equipo?-.

-Siempre. No puedo separarme de vos. Podrás separarte de muchas personas y de muchas cosas y las mismas separarse de vos, pero yo no-.

-No se si alegrarme o preocuparme-.

-Suele pasar eso...es más...¿no se parece a lo que te genera tu sentimiento solitario?-.

-¿Qué cosa se parece?-.

-El no saber por qué optar...si elegir preocuparte o alegrarte-.

-Es que no siento que tenga que elegir...simplemente siento. Y siento las dos cosas-.

-Que problema, ¿no, Betania?-.

-¿Recién te das cuenta?...¿te pensas que si no lo considerara realmente un problema estaría acá hablando con vos?-.

-Que interesada-.

-Bueno, no interesa lo que pienses... Yo tengo este problema, tengo un sentimiento a la deriva que...-.

-¿Por qué estás tan segura de que está a la deriva?-.

-Por que si. Por que lo se. Por que simplemente lo sé-.

-Que no sientan hoy lo mismo que tu sentimiento, no quiere decir que no puedan sentirlo en algun momento...ni mucho menos, que tu sentimiento esté a la deriva-.

-Bueno, reformulo: tengo un sentimiento que no es correspondido, que navega solo, que es ferviente pero al mismo tiempo esa intensidad le caba la propia fosa al sentimiento....mejor?-.

-¿Y por qué no esperás?-.

-¿A qué?-.

-A vivir-.

-¿Y eso para qué?-.

-Podría decirte: (y ahi sería decir una desagradable frase hecha) "para ver que pasa, para disfrutar de los cambios y de los giros de la vida, por el puro y mero placer de descubrir a donde te puede llevar, para vivir y experimentar y etc..."...pero la realidad es que, sinceramente, no se el para qué. Puedo decirte el por qué, si querés-.

-Decímelo-.

-Por que simplemente, no te queda otra que esperar-.

-JA!...gracias, ahora si que me siento mejor-.

-¿Quién te dijo que estoy aca para hacerte sentir mejor?-.

-No se quién, pero yo esperaba eso de una conciencia hecha y derecha-.

-Yo estoy aca para evitar que te mientas a vos misma-.

-¿Y cual hay si me quiero mentir?-.

-Me darías pena...y no solamente a mi-.

-¿Qué me querés decir?-.

-Que vos no querés mentirte a vos. Vos solo querés que se resuelva la soledad del sentimiento...y que si no se puede resolver, que ese sentimiento se evapore-.

-Si, todo eso ya lo se... lo que me gustaría saber, ya que decis que no me queda otra que esperar, es cuales son las posibilidades a esperar-.

-Bueno, pensemos...-.

-Puedo esperar a que mi sentimiento se desintegre...-.

-...Como podés esperar a que se anude a la par con otro sentimiento de otra persona-.

-Vos siempre tan positiva-.

-No soy positiva...o en todo caso, mi comentario fue la representación en palabras, de tu costado de luz, de tu costado que sonríe sin importar que, de tu costado cerca del cielo-.

-Si, si...ya se...la pelota picando en línea recta-.

-Exacto...ya vas aprendiendo-.

-Ya que no puedo hacer o dejar de hacer, manipular a mi gusto; ya que no puedo decidir ni manejar y que solo me resta esperar...me gustaría descubrir como hacer más amena la espera-.

-Quizas el solo hacer y decir cosas que sientas y que si no las sentis no las hagas ni las digas-.

-Pero...¿y si el problema es justamente que digo y hago las cosas que siento?...-

-Pero es que desde el vamos estás mal. Lo que uno siente y lo transforma en un idioma entendible para el resto de los seres humanos (lease palabras o actos), nunca puede estar mal....siempre y cuando el código le sea fiel al sentimiento... si vos decis o haces lo que sentis en el momento en que lo sentís y a la persona o personas correspondientes...nunca puede ser algo malo-.

-Pero y ¿cómo explicás cuando te dicen que al respecto de equis cosa estás mal?-.

-Vos te olvidas de la subjetividad que las personas enmascaran con objetividad cuando hacen un comentario...se que es odioso-.

-En fin. Justamente, lo fulero de este sentimiento solitario, es que en sí es hermoso...pero cuando sale afuera y se asoma al sol, solo encuentra eco-.

-¿Sólo eco?...mirá que yo estuve ahi todo el tiempo y no me parece que lo unico que encuentra tu sentimiento sea eco-.

-Bueno, tenés razón...no es solo eco, hay otras cosas-.

-Y ¿entonces?-.

-Entonces que me refiero a eco cuando mi sentimiento busca un par, un compañero parecido y...no lo encuentra-.

-Quizás ahí esté el motivo de tu espera-.

-¿Cómo?-.

-Quizás debas esperar y darle tiempo a tu sentimiento para que encuentre a su compañero-.

-¿Y si darle ese tiempo es un pase directo a estampillarme la existencia y el corazón contra un montón de caracoles filosos pegados a piedras?-.

-El que no arriesga no gana, Betania-.

-Volves a decir una frase hecha, y me hago una lobotomía-.

-Bueno, no te alteres-.

-Es que de verdad quiero resolver esto. Quiero dejar de sentirme una piltrafa, quiero dejar de sentir que al mismo tiempo molesto, quiero dejar de sentir mas de lo que en este momento hay que sentir, quiero dejar de ver a mi sentimiento lindo como una estaca pesada y plomazo, quiero...disfrutar-.

-Y adelante, entonces-.

-Es muy fácil para vos decirlo-.

-¿Para mí? entonces tambien lo es para vos...-.

-Dejame adivinar...la pelota?-.

-Ya vas madurando-.

-¿Cómo hago para disfrutar si por momentos me tapa el llanto?-.

-¿Cómo haces para vivir sin sentir?-.

-No me contestes con otra pregunta-.

-Pero es que vos me preguntas a mi las cosas como si fuera el horáculo, la voz divina, la razón, la entereza, la conjunción de toda la energía quiromante de este planeta y...-.

-¿Y?-.

-Y yo...soy vos... y me molesta tener que repetirnoslo a cada rato...hay algo que se llama "memoria" tambien...-.

-No seas ironica-.

-Y vos no seas tonta y proponete disfrutar de tu sentimiento, disfrutarlo por el solo hecho de que exista y de que es tuyo-.

-Pero es difícil hacer sola lo que en el deseo está escrito de a dos-.

-¿Sabés la cantidad de personas solas que se enfrenta a cosas que TENDRIAN (ni siquiera hablo de deseo) que ser de a dos?-.

-Perdon pero no voy a llorar y patalear tambien por todas las desgracias del mundo, tengo suficiente-.

-No pretendo que te angusties por ellas, si no que por ellas, valores todo lo que tenes...entre esas cosas, este sentimiento que en definitiva no es un sentimiento de homicidio o de algo asi-.

-Pareces la biblia-.

-Y vos una bola sin manija-.

-Auch-.

-Bien merecido-.

-Bueno ....y ahora?-.

-¿Y ahora qué?-.

-Digo...una vez hablado esto...¿te digo chau?-.

-Prefiero un "hasta luego" por que le es mas fiel a la realidad, ¿no te parece?-.

-Si, puede ser....en fin-.

-Si, en fin-.

2 comentarios:

sirincuntempiele jijijijijiji dijo...

la angustia te atrapa
te inspira
la adoras
tu desdoblamiento, tu existencia,

tu dulce distincion...

saludos

seba dijo...

vos bethania ventana a la vida , batidora cosmica
...sos la cosa mas tierna q hay .clavigero q inspira la afinacion de
todos.y ni hablar de esas cosas q te vi(pasado)(nostalgia)y q no pienso contar.
y ese mundo y esa jungla claro q la quiero y claro q me interesa
q estes bien.