martes, agosto 19, 2008

Luna


Luna:

Ingrata.
¿Qué otra cosa sino?
La representación de la hermosura del egoísmo que necesitamos.

Luna, la sequía de miel, de azúcar, de sueños, la luna esa de alteración.La que envidia a los amantes y así los ilumina. Fría, blanca, alta. La que deja en evidencia a estos amantes, que les sella la vivencia con su brillo, para nunca quedarse sola, ella, la luna.

Que siempre es, para que la recuerden.

Que siempre es, para que la envidien.

Ella, la luna inerte, posada en el punto mas alto al que puede mirar el alma del poeta.

Recurso, para el amor.

2 comentarios:

ernesto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Timoteo Luna dijo...

Hola luna!!!.quiza tu luz,alumbre nuestras almas cmo un sol de primavera.si de arte se trata aqui estoy,quiza bajo un manto de sal o bajo un manto de vida o quiza bajo las migas de un pan que se duerme cmo las amapolas!!